el gallo

El presidente de la Unión Demócrata  Cristiana -UDC-, Luis Acosta Moreta, alertó hoy sobre el desguasamiento del sistema educativo nacional, con la introducción desde uniformes por regiones, la enseñanza  sexual en las aulas, planificación de entrega de preservativos a estudiantes de último año de bachillerato y la eliminación total de la moral y cívica.

Destacó que esos planes de reformas educativas tienen que ser rechazados de inmediato y el presidente Danilo Medina debe llamar la atención al ministro de Educación por querer forzar la enseñanza sexual, sin tomar en cuenta los valores humanos y colectivos de la familia dominicana.

Afirmó que detrás de todas estas maniobras que ponen en peligro la existencia de lo que podría ser un sistema educativo basado en la familia, el respeto personal, institucional y colectivo, se encuentra el consultor internacional Lorenzo Guadamuz, de negra  recordación para el sistema educativo dominicano.

Afirmó que la introducción de uniformes regionales atenta contra los sentimientos patrios y nacionalistas de los dominicanos, porque somos una sola unidad, una sola república y es muy peligroso llevarle a los niños  que este país se encuentra dividido por regiones, donde cada cuál debe mostrar identidad propia y buscar intereses particulares, sin pensar en la salvaguarda de la República Dominicana, sin divisiones ni intereses divisionistas.

Enfatizó que los educadores, aglutinados en la Asociación Dominicana de Profesores, se deberían dar golpes en el pecho por ser co-participes en los planes de reforma de Guadamuz, cuando lo ideal sería declararlo persona no grata en el país.

Acusó a Guadamuz de ser el forjador de la idea de que dentro de los cambios del sistema había que sacar la moral y cívica de las escuelas, así como  los  minúsculos ensayos que persistían de la educación hostosiana. Inclusive dentro de esas reformas  planteó eliminar la religión como materia en las escuelas públicas, y que se impartiera únicamente en los colegios cristianos y católicos.

En forma aviesa y lesiva para la educación nacional, hoy Guadamuz considera que las Pruebas Nacionales solo sirven para anidar la corrupción y que en nada favorecen al sistema educativo. Una cara de cemento es la que tiene este consultor que es el padre forjador de las Pruebas Nacionales, que desde hace años estamos pidiendo que se eliminen.

En la etapa de decadencia moral que está viviendo la sociedad dominicana, dijo Luis “El Gallo”, plantear la educación sexual a niñas de quince años, y sacar la moral y cívica de las aulas, es un atentado criminal a nuestro futuro como nación civilizada, y eso no se puede permitir.

Nos oponemos en forma tajante a esta nueva intervención de Guadamuz dentro del sistema educativo nacional. Quiere cambios curriculares que no se compadecen con nuestra idiosincrasia, con los problemas propios de los dominicanos, y por el contrario nos trae prácticas  muy peligrosas como sería impartir educación sexual con maestros impreparados y sin fortaleza sicológica.